El ajo, vegetal curativo

Por: Hercilia Ortiz

PUBLICIDAD

A lo largo del mundo, diversas civilizaciones tenían conocimiento de las grandes virtudes terapéuticas del ajo. Egipcios, hebreos, sumerios, griegos y romanos lo utilizaban de distintas maneras para curar enfermedades. Es quizá el remedio natural que más propiedades presenta, por lo tanto:

  • Es ideal para personas con sobrepeso, ya que disminuye el exceso de grasas en sangre.
  • Disminuye el colesterol malo en sangre.
  • Ayuda a las personas con presión elevada, pues previene la hipertensión.
  • Mejora la circulación.
  • Combate las infecciones (propiedades antibacterianas).
  • Es un potente antinflamatorio.
  • Aumenta las defensas.
  • Previene la aterosclerosis.
  • Alivia dolores.
  • Es un eficaz expectorante, está indicado en problemas del aparato respiratorio.
  • Gran diurético y estimulante.

Quizá su principal factor en contra es el olor desagradable que se le atribuye. Pero esto no es del todo cierto: estos malos olores no los causa el ajo, sino las toxinas acumuladas en el organismo que, al combinarse con los activos principios eliminadores del ajo, despiden ese olor desagradable.

Tips

  • Te recomendamos comerlo crudo ya que cocido pierde más del 90% de su efectos benéficos.
  • Si te llega a picar algún insecto extraño, frótate un ajo crudo.
PUBLICIDAD

Es importante saber que… debido a sus efectos anticoagulantes, el consumo excesivo de ajo debe evitarse en caso de hemorragias o si una persona se va a someter a una operación quirúrgica, ya que aumenta el riesgo de sangrado.

¿Sabías que…

En la antigua Grecia el ajo era considerado como un potente afrodisíaco; en el Medioevo se usó el ajo para librarse de vampiros y malos espíritus.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD