Mitos sobre las grasas

Por: Olivia Rivas /Edición: Hercilia Ortiz.

PUBLICIDAD

No todas son malas, hay algunas que benefician tu salud. Rompe con los mitos sobre las grasas y aprende cuáles son las mejores para tu salud.

Mitos sobre las grasas

Gracias a nuevos estudios estos nutrimentos han dejado de satanizarse. Su consumo, sin embargo, debe seguirse moderando. Para que sepas cómo hacerlo te aclaramos algunas ideas que existen sobre ellos.

Sólo sirven para aumentar de peso

Mito. Aunque en exceso contribuyen al crecimiento de tejido adiposo, sus principales tareas son: proteger de golpes a los órganos (hígado, riñones, intestino, etc.); mantener la temperatura del cuerpo y movilizar las vitaminas liposolubles para que las absorba el intestino.

Pueden sustituir a los carbohidratos

Mito. Aun cuando un gramo de grasas tiene cinco calorías más que los carbohidratos, éstas no proporcionan energía inmediatamente. Para hacerlo requieren un proceso de conversión, el cual en una persona con Diabetes ocasiona una condición riesgosa llamada cetoacidosis.

Las grasas de origen vegetal son inocuas

Mito. Los aceites de palma y coco son vegetales pero contienen ácidos grasos que causan enfermedades cardiovasculares. Además, el proceso de hidrogenación por el que pasan la margarina y las mantecas vegetales hace que afecten de igual forma que las de origen animal.

Aquellas de origen animal perjudican

Mito.  Es cierto que las carnes de res, cerdo y cabra tienen grasas saturadas que se acumulan en las arterias, pero es una realidad que el salmón, atún y sardina contienen ácidos grasos buenos para la salud cardiovascular y nerviosa, por ello se recomienda comerlos dos veces por semana.

También lee: 

PUBLICIDAD

7 cosas que debes saber sobre la grasa

12 verdades sobre el huevo

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD