¿Cómo hablar de las relaciones sexuales?

Por: Mariano Salinas

PUBLICIDAD

Si nuestra pareja padece disfunción eréctil, falta de apetito sexual o alguna otra dificultad relacionada a la Diabetes, nunca debemos evadir el problema. En este tipo de situaciones, el silencio es el principal enemigo a vencer, por ello aquí te decimos cómo hablar de las relaciones sexuales.

¿Cómo hablar de las relaciones sexuales?

Una vida sexual satisfactoria nos brinda muchos beneficios: favorece la comunicación en las parejas, fortalece los vínculos afectivos y hasta ayuda a enriquecer la convivencia.

Por esta razón, cuando surgen problemáticas que afectan este ámbito de nuestras vidas es importante que hagamos todo lo posible para buscar soluciones.

PUBLICIDAD

Por fortuna, en la actualidad existen muchos tratamientos que sirven para la vida sexual. Pero, para acceder a ellos, primero se debe reconocer la existencia del problema y hablarlo abiertamente.

¡Dile no al silencio!

Irónicamente, este primer paso suele ser el más complicado. Nos cuesta trabajo confesar nuestra insatisfacción porque no queremos lastimar a nuestra pareja, ni provocar discusiones. Por supuesto, estos temores

son comprensibles, pero no debemos olvidar que, de no hablar la situación, nos estamos condenando a vivir frustrados.

Acciones para tomar en cuenta

No le reclames

Nunca debemos abordar una problemática sexual en tono de reclamo. Nuestra pareja no tiene la culpa de lo que está sucediendo. De hecho, es muy probable que se sienta peor que nosotros. La idea es simplemente hablar del tema, invitarlo a reconocer, y a partir de eso, encontrar soluciones.

No intentes resolverlo por tu propia cuenta

Aunque lo hagamos con la mejor de las intenciones, tampoco debemos resolver el asunto por nuestra cuenta. Algunas personas buscan despertar el deseo sexual del otro usando ropa sexy o juegos, pensando que así pueden solucionarlo. En realidad, si no se platica, esta actitud puede entenderse como presión, lo que resulta contraproducente.

Sé paciente

Cuando se aborda el tema de la insatisfacción sexual es probable que, en un primer momento, el otro reaccione poniéndose a la defensiva. Esto, por supuesto, no será agradable. Pero hay que tener un poco de paciencia. No queramos insistir y dejemos que nuestra pareja asimile la situación por su cuenta. Si lo hacemos así, se podrá hablar con calma en una siguiente ocasión.

Sean creativos

Finalmente, no hay que olvidar que la vida sexual no se reduce a la mera penetración. Mientras se trabaja para solucionar el problema, hay muchas cosas que podemos incorporar: juguetes sexuales, masturbación, fantasías de roles, etc. Lo importante es vivir todo eso, no como sustituto, sino como ampliación de nuestra satisfacción.

Aunque nos resulte muy incómodo, hablar es la mejor vía de acción para resolver el problema.

También lee: 

Tratamientos contra la disfunción eréctil

Diabetes, disfunción eréctil y tabaquismo

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD