¿Cómo elevar la autoestima?

Por: Mariano Salinas

PUBLICIDAD

Cuando alguien es diagnosticado con Diabetes, irremediablemente se ve en la necesidad de modificar varios hábitos, tales como los alimenticios o los relacionados al monitoreo de los niveles de glucosa.

Por este motivo, cuando la noticia se suma a una autoestima baja o endeble, muchas personas llegan a sentirse víctimas de una especie de exclusión. Dicho de otra forma, se sienten el ‘bicho raro’ de su círculo social, porque se perciben distintos o disminuidos frente a los demás.

Por supuesto, esta percepción puede ser relativamente comprensible. Al final, los cambios están ahí y nadie puede negar su existencia. Sin embargo, es importante aclarar que la idea de ser diferente al resto, es un invento que surge de nuestras inseguridades y de nuestro temor a no ser aceptados.

Esta reacción se origina porque nos concentramos exclusivamente en el problema que vivimos, y no percibimos lo que tenemos a nuestro alrededor. Para evitarlo, debemos ver más allá de nuestra problemática personal.

¿Cómo elevar la autoestima? 

1 Observar a la gente que nos rodea es importante. Al hacerlo, nos daremos cuenta de que prácticamente todo el mundo padece alguna afección que impacta su vida. El que no es miope, tiene problemas de espalda o sufre de gastritis. Pero sea una u otra, el punto es entender que no somos los únicos con dificultades.

2 Fijarse sólo en la parte negativa de la situación siempre es mala idea. En vez de eso, concentrarnos en mejorar nuestro día a día o incluso analizar los beneficios que tendremos al llevar prácticas más saludables, rompe el círculo vicioso que nos deprime, transformándolo en motivación.

3 Además, debemos comprender que un ser humano no se define por un solo elemento. Tener Diabetes es una característica, entre muchísimas más, que en su conjunto, forman a la persona que somos. Una condición de salud no nos hace peores seres humanos. Siempre hay que hacer un espacio para mirar nuestras virtudes, que existen más allá de un padecimiento.

Por último, tampoco debemos permitir que los demás nos etiqueten o incomoden con algún comentario. Si alguien nos dice algo que nos hace sentir mal, así sea de broma, es importante marcar un límite y pedirle que no lo vuelva a hacer. Siempre debemos estar atentos a que nuestros espacios se mantengan agradables, para no generar una sensación de aislamiento.

UNA ENFERMEDAD NO ANULA NUESTRA CALIDAD COMO SER HUMANO.

También lee: 

10 acciones para mejorar tu autoestima

PUBLICIDAD

Cómo la percepción del cuerpo afecta la autoestima

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD