Problemitas con la piel y la diabetes.

Por: Nelly Flor

PUBLICIDAD

Este post tiene nombre y apellido, cada palabra aquí escrita fue pensada en Jeffersón Maza Calero quien el día que me conecté en vivo desde la página de Facebook para compartir temas de común interés relacionados con Mi Dulce Vida, me preguntó acerca de unas manchas en la piel que le habían comenzado a salir, y yo, sin meditarlo me fui con mi propio rollo y no me detuve a pensar que hay varios otros padecimientos de la piel directamente relacionados con la diabetes. Esta es mi manera de reivindicarlo.

Estuve investigando que la piel es uno de los órganos más comunicativos, pues si aprendemos a observarla nos podría dar avisos importantes de cómo andamos a nivel interno.

PUBLICIDAD

La mayoría de los problemas de la piel que se presentan en una persona con diabetes, podrían controlarse y en la mayoría de los casos desaparecer, logrando un buen control de niveles de glucosa y/o de insulina.

Hay enfermedades como las infecciones por bacterias u hongos que afectan más a las personas con diabetes. Para prevenirlas, a parte de la nutrición y del control en los niveles de glucosa, es esencial el cuidado de la piel.

Todos deberíamos de ser instruidos en normas básicas y generales de auto cuidado, prestando especial atención a la higiene e inspección de piernas y pies.

Acá los consejos:

Secar la piel. Es básico secar de forma adecuada toda la piel, prestando mayor atención a aquellas áreas donde hay pliegues, como el cuello, las axilas, la parte de flexión de las rodillas y codos, las ingles y entre los dedos, sobretodo de los pies.

Hidratación. Para fortalecer la piel, podríamos usar cremas especiales y emolientes a diario.

Inspección frecuente. Estar alerta siempre y en todo momento ante cualquier herida o mancha para reducir el riesgo de infecciones y complicaciones.

Todo lo dicho, lo escribo bajo la consigna: “háblalo con tu endocrinólogo y dermatólogo” por favor.

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD