La fibra es básica para el control de la Diabetes

Virginia Ramírez González Lic. en Nutrición

Por: Hercilia Ortiz

Uno de los pilares de una buena nutrición es incluir fibra en la dieta diaria, además, debes saber que la fibra es básica en el control de la Diabetes.  Conoce el porqué.

La fibra es básica en el control de la Diabetes

La fibra se conforma por partes comestibles de plantas, que nuestro intestino delgado es incapaz de digerir o absorber por lo que llegan intactas al intestino grueso.

Ayuda al tránsito digestivo, es decir, reduce el estreñimiento, al mismo tiempo que produce una sensación de saciedad y disminuye la absorción del colesterol en la sangre.

Sin embargo, la fibra también es benéfica para quienes viven con Diabetes porque mejora el control de la glucosa disminuyendo la digestión y absorción de los hidratos de carbono, los cuales están relacionados con el aumento del azúcar.

¿En dónde está la fibra?

Todas las frutas, leguminosas y verduras contienen cantidades variadas de fibra. Es por tanto, que estos alimentos deberán ingerirse diariamente en las tres comidas; así como en las colaciones.

Si bien la dieta no cura la Diabetes, sí ayuda a controlarla. En consecuencia, el régimen alimenticio deberá llevarse a cabo durante toda la vida.

La sugerencia es que la persona que viva o no con Diabetes, coma la menor cantidad de grasas saturadas (chorizos o tocinos, por ejemplo), y aumente los alimentos ricos en fibra para hacer sus comidas muy variadas y llenadoras.

¿Cuánta fibra debes comer?

Según las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría, a la edad del niño hay que sumarle 5 gramos de fibra dietética y eso es lo que deberá ingerir.

Mientras que un adulto debe ingerir de 20 a 35 gramos al día dependiendo de su actividad física, entre más ejercicio mayor cantidad de fibra.

Esta sustancia es buena en todas las formas en las que podamos consumirla, los beneficios son los mismos y con la vida tan rápida que llevamos en ocasiones no nos da tiempo de integrarla en forma de vegetales, frutas o leguminosas.

Y aunque en general se recomienda de forma natural, en el caso de los suplementos también resulta eficaz pero se exhorta a tomar mucha agua para que sea efectiva.

En el caso de estos productos con fibra sólo se deben ingerir, cuando de verdad no tienes el tiempo de consumirla en su forma natural, o cuando sufres de estreñimiento y de algún padecimiento en el intestino, sin embargo, antes de tomarlos acude con el Médico para que te realice una revisión completa de cómo funcionan tus intestinos.

Te mantiene satisfecho

Aunque la prevención del estreñimiento, la mejora de los niveles de glucosa en sangre y los perfiles de lípidos en la sangre son los principales efectos benéficos derivados de una dieta rica en fibra alimentaria, no hay que olvidar otras consecuencias positivas.

Por ejemplo, dado que la fibra aumenta el volumen de la dieta sin añadir calorías, puede tener un efecto saciante y ayudar así a controlar el peso.

También lee: 

20 alimentos con más fibra

Fibra: ¿buena o mala?

NUESTROS ESPECIALISTAS
DIRECTORIO
¿Cómo explicarle a su mejor amigo que tiene Diabetes? Mariano Salinas, Psicólogo, Psicoterapeuta Individual y de Pareja
Problemas para orinar y Diabetes Angel Sepúlveda Villarreal Urólogo Especialista en Endourología y Laparoscopia Urológica, de Doctoralia.
Tratamiento para las heridas crónicas Obdulia López López Médico cirujano y Directora del Centro de Atención Integral de Enfermedades Metábolicas, heridas y cicatrización.